Trampas para peces de río y más ¿Cómo son y cómo hacer una artesanal?

Trampas para peces de río

¿Qué son las trampas para peces y qué usos tienen?

Las trampas para peces de río o cualquiera sea el espejo de agua, es un aparejo de pesca utilizado para dar captura a los ejemplares haciéndolos entrar, por diversos métodos, a un recinto cerrado o semicerrado del cual les resulta realmente difícil o, de hecho, imposible, huir.

Evidentemente, su uso principal resulta la captura de animales acuáticos sin uso de caña sino siendo estos mismos los que entren al recinto previamente diseñado para ello.

Se utilizan estos aparejos cuando queremos pescar de manera diferente, en zonas donde sabemos que, directamente, son más exitosos que la caña, cuando no queremos que los ejemplares se vean heridos, si sólo queremos observarlos por un breve intervalo de tiempo, para hacernos con muchas piezas (siempre en función del tamaño, por supuesto)…

Por eso, sigue estas recomendaciones, anota todo y a ponerlo en práctica en la próxima acampada.

¿Cómo funciona una trampa para peces?

Estas trampas consisten en tapar totalmente en forma transversal y de cortina un caño de conexión ciénaga-río, con una red de enmalle. Unida y posterior a la red, se coloca en forma de bolso una atarraya en donde caen los peces al brincar.

Trampa de pesca encandilada

La pesca a la encandilada es una modalidad de pesca deportiva basada en la utilización de una luz fuerte con la intención de encandilar al pez. Puede realizarse con linternas de gran poder lumínico.

Dicha modalidad se basa en una característica de la retina de algunas variedades de peces, en la cual existen dos tipos de células sensibles a la luz, los conos y los bastones, durante el día el ojo del pez expone la imagen a los conos que son menos sensibles a la luz pero sensibles a los colores, en cambio durante la noche, la imagen la focaliza en los bastones, que no son sensibles al color pero si mucho más sensibles a la luz.

Cuando el pez se ve sorprendido por una luz fuerte focalizada sobre los bastones de la retina, se produce una especie de sobrecarga en sus sistema nervioso, que hace que el pez quede momentáneamente inmovilizado.

Ese instante es el que aprovecha el pescador para capturar al pez, lo cual puede ser realizado con una red o arpón.

pesca encandilada

Tipos de trampas para la pesca ¿Cuál es la más recomendable elegir?

Podemos hacer una clasificación diversa de este aparejo según varios puntos como las aguas donde se use, su fabricación o bien atender a cómo la FAO las considera. Así, tenemos.

En función del agua donde las usemos:

Trampas para peces de mar

Como indica el propio tipo, son enredos que se utilizan en mares y océanos, esto es en masas grandes de agua salada. Por este motivo, sus principales características incluyen:

trampas para peces de mar
  • Gran tamaño.
  • Materiales resistentes a la corrosión salina.
  • Diseños pensados para que las trampas sean movidas en la profundidad del agua y también sacadas a flote y vueltas a ser sumergidas a menudo.

Ver en Amazon

Trampas para peces de río

En el caso de las trampas para río, tenemos que estas se utilizan en agua dulce, por supuesto pero, también son adecuadas, en ocasiones, para su uso en orilla:

trampa para peces de rios
  • Aparejos de menor tamaño.
  • Materiales más sencillos.
  • Diseños de trampas fijas, que usualmente se dejan inmóviles por horas.

Ver en Amazon

Considerando su fabricación tenemos:

Trampas comerciales

Son las que se han fabricado por empresas, considerando un diseño hecho por profesionales así como un proceso de fabricación óptimo que incluye maquinaria y materiales específicos para obtener los mejores resultados. Las hay muy variadas (y cada vez más) pero el usuario siempre está condicionado por los modelos existentes.

Trampas caseras

La trampa casera tiene como punto positivo que el pescador la realiza completamente a su gusto en cuanto a tamaño, peso, materiales, cantidad de aperturas, zonas de cebos y demás.

Por contra, tenemos que la calidad no puede ser tan elevada como si su manufactura es comercial pues contamos tanto con materiales de estar por casa como con técnicas manuales o de máquinas domésticas.

La FAO, que es la parte de la ONU que se encarga de los aspectos relacionados con la agricultura y la alimentación, nos ofrece la siguiente clasificación de trampas para la pesca:

Nasa

nasa de pesca

La nasa para pescar es una red trampa con una estructura similar a la típica trampa para mosquitos que hacemos con un cuello de botella, con una entrada ancha y un recorrido que se va estrechando para ir a morir a una zona amplia pero de la que, por la estrechura del cuello, no se puede salir.

  • Se usa en aguas de interior, incluyendo embalses, ciénagas, remansos de río o lagunas.
  • Lo común es hacer uso de ella en embarcación.
  • Se incluye carnada colgante en la zona más ancha.
  • Se deja en el fondo del agua, con lastre.
  • Esta estará atada a la embarcación o a un punto fijo de la orilla.
  • Es muy fácil de construir.
  • Ofrece buen rendimiento.
  • Es económica.
  • Las hay de diferentes tipos: de placer, jamaiquina y de alto.
  • No resultan, en lo absoluto, agresivas para el medio ambiente.

Butirón

Consiste en una estructura en forma de cono cuyo círculo o base suele ser de madera o metal y que tiene un cuerpo también con metal, tablas o vegetales como el bambú.

  • Este es un señuelo en específico para dar con camarones.
  • Se usa con mucho éxito en las aguas de corriente de los ríos.
  • Queda fijado en el fondo del río con piedras o estacas.
  • La boca se orienta a contracorriente, de manera que los camarones sean arrastrados a la parte más estrecha del cono.
  • Ningún efecto negativo en relación al medio ambiente.

Corral

Es un aparejo en forma de cerco con una estructura de maderas o bambúes que se unen por fibras vegetales y que incluyen puertas de caída a cuerda.

  • Se coloca en los remansos de los ríos y en sus orillas así como en bocas de cauces.
  • Su uso descontrolado interfiere en los movimientos migratorios de las especies.
  • Las puertas se cierran según criterio del pescador por lo que el volumen de captura es azaroso y depende de la visibilidad y del azar.

Encañizada

Consiste en un refugio artificial formado con arbustillos o ramas. El atractivo de este aparejo es que aparenta ser un lugar de cobijo para el animal.

  • Pueden ser de fondo o flotantes.
  • Se utilizará en aguas quietas, especialmente en la zona baja de los ríos y en lagunas.
  • Se utilizan cebos que sean atractivos en un entorno seguro, de manera que la carnada pestilente no es la mejor opción. En lugar de ello, las algas serían una estupenda alternativa.
  • Los vegetales se amarran entre ellos y/o se abrazan a algún tipo de red, de manera que, realmente, la trampa es la zona de descanso para el animal pero la captura depende de los elementos extra que utilicemos.

Aéreas

Es el taponamiento en forma de cortina de un caño conectivo de dos zonas de agua haciendo uso de la red de enmalle y de la atarraya, que es donde caerán los ejemplares cuando salten.

  • Se dará en canales meandriformes que conecten ciénagas con ríos.
  • Ideal en momentos de migración, cuando nos aseguramos del paso de alguna especie por esa zona en particular.
  • El éxito es total debido a que es un aparejo que trabaja como una tapa transversal completa.
  • Prohibido en muchos países por no poder discriminar tallas.

Trampas de dirección

Resultan estructuras de piedra que forman caminos difíciles e imposibles de esquivar o deshacer.

  • Son aquellas que guían el camino del animal, que queda enlaberintado o frente a una trampa sin salida más agresiva.
  • Se utilizan en aguas con algo de corriente.
  • Más exitosas en época migratoria pues la cantidad de ejemplares hace que, si existiese la mínima oportunidad de retractarse, esta lo impida.

¿Qué tipo de especies podemos atrapar con este tipo de trampas?

La cantidad de especies que podemos capturar con todos estos tipos de señuelos es incontable. Sepias, congrios, cangrejos de mar, pulpos, truchas, sábalos, camarones, róbalos, dentones, mojarras, bagres, bocachicos, nicuros, pipones…

Obviamente, ello va a depender de muchísimos aspectos como son el lugar donde coloquemos el aparejo, la carnada que utilicemos (sardinas, langosta, morenas, grasa de peces o cadáver en descomposición, maíz…), el momento del año y del día…

¿Cómo hacer una trampa para peces de manera artesanal?

Ya has visto que hay multitud de ellas, de construcciones, materiales y tamaños muy diversos. Por este motivo, contestar a esta pregunta es fácil y difícil a la vez. Fácil porque hay muchas opciones pero difícil porque no sabemos cuál escoger para mostrarte.

En cualquier caso, si te ha entrado curiosidad por hacer capturas con trampas, te dejamos una idea para que hayas la tuya propia de manera totalmente artesanal y económica.

Materiales que necesitas:

  • Sierra.
  • Listones de madera.
  • Malla de alambre.
  • Cuerdas, bridas o cintas.
  • Cuerda ancha.
  • Alambre.
  • Clavos.
  • Martillo.
  • Carnada.
  • Malla flexible (la típica de patatas o naranjas sirve).
  • Plomada.

¿Cómo se hace?

Escoge las medidas de tu aparejo en función de lo que desees atrapar:

  1. Diseña, mide y corta los listones de madera para que hagan las veces de aristas de un cubo o un prisma. Lo mejor es que la forma sea cúbica para que todos tengan el mismo tamaño, ¡mucho más sencillo! Tendrás que conseguir un total de 12 listones: 4 para las dos bases y otros cuatro para unirlas entre ellas desde sus esquinas.
  2. Para crear el marco tendrás que clavar los listones entre ellos con clavos.
  3. Mide la malla de modo que al cortarla esta sea lo suficientemente grande para abrazar 4 caras seguidas de la estructura.
  4. Una vez cortada, ve colocándola alrededor de la estructura, afianzándola con cintillas para que haga las veces de pared.
  5. Ahora tendrás que hacer la dos piezas para los lados restantes.
  6. Corta otro pedazo de malla con forma de medio círculo.
  7. Haz un cono con ella. Debe quedar una boca muy ancha para que los peces entren fácilmente y otra muy estrecha por la cual puedan pasar pero les sean muy difícil retroceder; ¡justita, justita! Por ello, escoge bien cuál será tu presa.
  8. Afianza el cono también con alambre, cintilla o bridas.
  9. Una el cono por su base ancha a una de las caras de la trampa, quedando el cono en el interior de esta. Hazlo con alambre en esta ocasión.
  10. Coloca dentro de la malla flexible la carnada de tu elección y la plomada.
  11. Pon esta malla dentro de la trampa también.
  12. Una vez estén dentro el cono y la carnada, afianza los laterales que han quedado pendientes.
  13. Corta el círculo del lateral que corresponde a la base del cono.
  14. Si lo deseas, puedes atar la caja a una cuerda por la parte superior para estirar de esta cuando quieras recoger.

Trampas para peces con garrafa

Es un recurso muy interesante, ya que en ella entran como camarones, peces, cangrejos, caracolas, estrellas de mar, etc. Podés tener a tus niños entretenidos todo el día en la playa y hacer mas placenteras vuestras vacaciones. Después de verlos pueden soltarlos sin la más mínima lesión, únicamente los sueltan con sus tripitas más llenas y así dar una lección ecológica a sus hijos.

¿Cómo se llama la cosa para atrapar peces?

La red de pesca es una serie de hilos, tejidos y amarrados a una relinga superior o de flotadores y a una relinga inferior de plomos, que se emplea para capturar peces.

¿Cómo pescar peces pequeños?

Coloca un poco de carnada y piedras pequeñas en la botella para hundirla. Coloca dentro unos cuantos guijarros de forma que la botella se pose sobre el fondo del agua. Añade insectos de carnada o las sobras de comida que tengas como cebo. No olvides que esta trampa atrapará únicamente peces pequeños.

¿Qué se pesca con nasa?

La nasa se utiliza mucho en la captura de mariscos, como el centollo, el bogavante o la langosta, aunque también algunas otras especies piscícolas.

¿Cómo se debe coger un pez?

Se trata de cogerlos con una sola mano por la parte superior de los opérculos. La tercera y última forma es la más delicada tanto para el pez como para nosotros, se trata de coger al pez con una mano dentro de la cavidad de sus branquias ( con mucho cuidado de no dañarlas) y con la otra en la aleta ventral.

Haciendo y probando una trampa para peces de supervivencia

Asique ya sabe, tome estos consejos y compre o arme sus propias trampas para peces de río, mar, laguna o donde más le divierta realizar esta espectacular actividad. Pero siempre con respeto hacia los peces y el medio ambiente. Y a ver esos éxitos!

INICIO BLOG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *